Archivo de la etiqueta: 1864

Sabine Lepsius (1864-1942)

Tal día como hoy, el 15 de enero de 1864, nació en Berlín la pintora alemana Sabine Lepsius, de soltera Graef. Fue hija y discípula del pintor alemán Gustav Graef (1821-1895). Su primera vocación estuvo enfocada hacia la música. Sin embargo, con 15 años fue rechazada en las clases oficiales de composición musical, porque no aceptaban estudiantes femeninas, así que sus ambiciones futuras quedaron frustradas. Decidió entonces orientarse a la pintura y junto a su marido, el retratista alemán Reinhold Lepsius (1857-1922), convirtieron su casa de Berlín en un salón social de éxito, donde se daban cita intelectuales como el filósofo George Simmel (1858-1918), el poeta austríaco Rainer Maria Rilke (1875-1926) o el poeta simbolista alemán Stefan George (1868-1933), que se convirtió en amigo íntimo de la pareja anfitriona. En 1917, durante la Primera Guerra Mundial, el hijo del Sabine y Reinhold, Stefan Lepsius, murió en el frente cuando contaba 20 años de edad y ante este drama, Reinhold enfermó mentalmente, falleciendo cinco años más tarde. Sabine sobrevivió a su marido 20 años, murió a los 78 años en 1942 en Bayreuth (Baviera). La razón por la que hoy en día se conservan muy pocos cuadros suyos se debe a que la gran mayoría eran encargos y retratos de clientes judíos, por lo que casi todos fueron saqueados por los nazis y destruidos.

Agnes Goodsir (1864–1939)

Tal día como hoy, el 18 de junio de 1864, nació en Portland, Victoria (Australia) la pintora Agnes Goodsir. Con 25 años, siguió el consejo de su profesor en la Escuela Técnica de Bendigo (Victoria, Australia) y se mudó a París para continuar sus estudios. En París asistió a clases en la mítica Académie Julian y pudo participar en la década de los años 20 en el Salon des Indépendants y en la Société Nationale des Beaux-Arts. Más tarde, también viajó a Londres, donde expuso en la Royal Academy y el Royal Institute. Su pintura podría aproximarse estilísticamente al movimiento post-impresionista, abordando retratos y escenas domésticas privadas de manera íntima. Sus cuadros más reconocidos son los retratos que realizó de su pareja sentimental, Rachel Dunn, quién heredó toda su obra cuando Agnes murió en París en 1939. Rachel Dunn decidió repartir su legado entre la familia Goodsir y diversos museos estatales australianos, como la Art Gallery of New South Wales (Sydney) o la National Gallery of Victoria (NGV) en Melbourne.