Maruja Mallo (1902-1995)

Tal día como hoy, el 5 de enero de 1902, nació en Viveiro (Lugo) la pintora vanguardista española Maruja Mallo. Fue una artista transgresora, intelectual, audaz, brillante y su figura resulta imprescindible dentro de la historia del arte español de principios del siglo XX. Comenzó su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Avilés y más tarde con 20 años, ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En aquélla época perteneció al grupo de “Las Sinsombrero”, un conjunto de mujeres de la Generación del 27 comprometidas socialmente con su tiempo, entre las que se encontraban figuras relacionadas con la literatura y las artes plásticas como la escritora Mª Teresa León (1903-1988), la pintora Margarita Manso (1908-1960) o la periodista Josefina Carabias (1908-1980). En 1928, Ortega y Gasset organizó una exposición individual de Maruja Mallo en los salones de la Revista de Occidente, que supuso un acontecimiento cultural en Madrid y situó su trabajo en un puesto privilegiado dentro de la escena artística del momento. A lo largo de su vida, su pintura desarrolló múltiples estéticas, desde el surrealismo, el realismo mágico, la nueva objetividad, hasta el constructivismo. También ejerció como ilustradora de libros, escenógrafa y docente. Vivió una temporada en París y al estallar la Guerra Civil Española huye a Buenos Aires, donde permaneció en el exilio durante 25 años. Su obra comenzó a ser revalorizada en España a principios de los años 80 y en la década de los 90 recibió varios premios conmemorativos por parte de varias instituciones. Murió en Madrid en 1995 a los 93 años. La mayor parte de su obra se conserva en el Museo Reina Sofía, que posee en su colección 22 cuadros suyos, de los cuales 3 están expuestos en sala.