Magdalena van de Passe (1600-1638)

Tal día como hoy, el 22 de enero de 1638, fue enterrada en Utrecht la grabadora Magdalena van de Passe. Nació en el año 1600 en Colonia, en una familia de artistas grabadores neerlandeses. Fue hija y discípula del grabador Crispijn van de Passe el Viejo (1564-1637), así como hermana de Simon, Crispiijn II y Willem, todos ellos trabajadores en el mismo taller paterno. Magdalena firmó sus primeros trabajos con sólo 14 años, dos años antes que sus hermanos, y alcanzó durante su vida una enorme reputación. Se especializó en el retrato, los temas mitológicos y religiosos, así como en la reproducción de paisajes. Magdalena van de Passe ejerció también de maestra, instruyendo en las técnicas calcográficas a la escritora y educadora germano-holandesa Anna Maria van Schurman (1607-1678). Uno de los proyectos más ambiciosos que emprendió Magdalena van de Passe, pero que dejó inconcluso al morir, fue la serie de ilustraciones que ejecutó para la traducción de “Las metamorfosis de Ovidio”, editado finalmente en 1677. Cuando contaba 33 o 34 años contrajo matrimonio con el artista Frederick van Bevervoordt, quien falleció dos años más tarde, y entonces ella abandonó su labor artística. Sus obras se conservan en el British Museum, la National Portrait Gallery de Londres, el Rijksmuseum de Ámsterdam o el Museum Boijmans Van Beuningen de Rotterdam.