Julie Mihes (1786-1855)

Tal día como hoy, el 16 de enero de 1855, murió a la edad de 68 años en Viena la pintora y grabadora polaca Julie Mihes. Nació en 1786 en la actual Breslavia, Baja Silesia (Polonia), que entonces formaba parte de Prusia. Inició su formación con el artista Sebastian Weigand, pintor de cámara en la corte alemana de Hohenlohe. En 1816 viajó a Dresde para continuar formación y en 1820 se estableció en Viena, donde aprendió las técnicas del grabado litográfico. En Viena tomó contacto con la Hermandad de San Lucca, también llamada Nazarenos, un grupo de pictórico del Romanticismo alemán que pretendía revivir la espiritualidad y pureza del primer Renacimiento italiano. Este estilo destacó por un eclecticismo distante, que pretendía evocar la religiosidad y el misticismo del arte cristiano medieval. En 1822 se casó con Alois Primisser (1796-1827), un arqueólogo, anticuario y conservador artístico responsable de la Colección de Habsburgo, en el Castillo de Ambras. Tras cinco años de matrimonio, su marido falleció el mismo año que también murió su padre, por lo que Julie Mihes decidió abandonar la pintura e ingresar como religiosa en la Orden de clausura de la Visitación de Santa María o Hermanas Salesas. Cambió su nombre por el de Marie Chantal y llegó a ser Madre Superiora entre 1843 y 1849. Durante esa época, se sabe que abordó algunos trabajos artísticos en el convento e instruyó a las novicias en el arte de la iluminación de manuscritos.