Harriet Backer (1845-1932)

Tal día como hoy, el 21 de enero de 1845, nació en Holmestrand (Vestfold) la pintora noruega Harriet Backer. A lo largo de una larga carrera;de seis décadas, Harriet Backer pintó alrededor de 180 obras, entre las que destacan sobre todo las escenas domésticas de interior protagonizadas casi siempre por personajes femeninos. También destacó con gran talento en el género del retrato. Su técnica pictórica fue evolucionando desde el realismo hasta el impresionismo, mostrando una permanente atención por la fuente de luz dentro del espacio. En 1856, cuando Harriet Backer contaba 11 años, se trasladó con su familia a Oslo. Allí comenzó con 15 años a tomar sus primeras clases de dibujo y pintura en la escuela de arte del pintor romántico Johan Fredrik Eckersberg (1822-1870). Más tarde viajó a Munich, donde se convirtió en discípula y amiga del pintor noruego Eilif Peterssen (1874-1878). En 1878 se trasladó a París para continuar su formación en el taller del pintor academicista francés Jean-Léon Gérôme (1824-1904). Hasta el año 1888 estuvo residiendo en París, donde compartía estudio con la paisajista noruega Kitty Lange Kielland (1843-1914), de quien realizó un magnífico retrato. En 1888 regresó a su país y abrió una escuela de arte, en la que estuvo dando clases hasta el año 1912. En 1889 fue galardonada con una medalla de plata en la Exposition Universelle de París y en 1893 participó en la World’s Columbian Exposition de Chicago. Desde 1907 hasta el año de su muerte, pudo vivir gracias a la ayuda económica de un empresario y mecenas de arte privado llamado Olaf Fredrik Schou (1861-1925). Harriet murió a los 87 años en Oslo en 1932. La mayoría de sus cuadros se conservan en el Nasjonalmuseet for Kunst de Oslo, también en el Bergen Museum y el Nationalmuseum Stockholm.