Elfriede Lohse-Wächtler (1899-1940)

4 de diciembre de 1899, nació en Dresde la pintora vanguardista alemana Elfriede Lohse-Wächtler, cuya obra fue calificada por el Tercer Reich como “arte degenerado” y en su mayor parte fue confiscada para destruirla. Elfriede fue asesinada en 1940 en el sanatorio regional de Pirna-Sonnenstein, dentro del programa de eutanasia involuntaria Aktion T4, creado por el régimen nazi para eliminar sistemáticamente a personas señaladas como enfermas mentales incurables. Llegó deportada a este sanatorio tras haber sido sometida a una esterilización forzada en la Clínica de Mujeres de Dresde en 1935, siguiendo los métodos de eugenesia incorporados a las políticas raciales de la Alemania nazi.
Elfriede Lohse-Wächtler comenzó su formación artística con 16 años en la Real Escuela de Artes y Oficios de Dresde y tras tres años de estudios, ingresó en la Dresdner Kunstakademie. En 1919 entró en contacto con el Sezession Gruppe, del que formaban parte algunos de los artistas más influyentes y destacados del expresionismo alemán, como Otto Dix o Conrad Felixmüller.
En 1929, Elfriede sufrió una crisis psicológica a consecuencia de los problemas económicos padecidos tras una separación matrimonial y fue internada en el Hospital estatal de Friedrichsberg (Hamburgo). Aquí fue donde realizó una de sus series de dibujos que aún hoy se conservan, titulada “Friedrichsberger Köpfe” («Retratos de Friedrichsberg»), que consiste en unos 60 retratos de los enfermos mentales ingresados. Tras esta etapa, logró recuperarse y vivió su época más fructífera, participando en exposiciones con el movimiento artístico “Nueva Objetividad” y realizando alguna venta. Sin embargo, no consiguió salir de la pobreza y del aislamiento social, por lo que tuvo una recaída emocional, ante la cual su propio padre decidió internarla en el sanatorio psiquiátrico de Arnsdorf, donde le diagnosticaron esquizofrenia y fue declarada inhabilitada.
Su figura quedó totalmente olvidada durante décadas hasta finales de los años 80, cuando comenzó a reivindicarse su trabajo con distintas exposiciones en Dresde, Hamburgo, Berlín y Pirna. En 1994 se inauguró una Fundación en su nombre y en 1999 se erigió un monumento conmemorativo en el hospital de Arnsdorf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.