Amrita Sher-Gil (1913-1941)

Tal día como hoy, el 30 de enero de 1913, nació en Budapest la pintora Amrita Sher-Gil. Hoy en día está considerada la artista india más relevante, valorada e influyente del siglo XX. Fue hija de un lingüista pakistaní y una cantante de ópera húngara judía. Estudió en París en la École des Beaux-Arts entre los años 1930 y 1934. Allí pudo conocer la obra de los pintores postimpresionistas franceses, como Cézanne o Gauguin, cuyo trabajo en Haití influyó decisivamente en los intereses artísticos de Amrita. A partir de estas inquietudes, ella inició un proceso de redescubrimiento de sus propias raíces culturales que le llevaron a viajar a la India en 1935 e investigar sobre las escuelas artísticas tradicionales del país. A través de lo que ella consideraba una predestinación, fue capaz de mostrar en su obra una empatía emocional hacia la sociedad hindú y estimular un vínculo interno con sus manifestaciones estéticas ancestrales. Murió con sólo 28 años en Lahore (Pakistán) a finales de 1941, tras un aborto espontáneo que le causó un coma y una posterior peritonitis. Más de 100 cuadros suyos se conservan en la National Art Gallery de Nueva Delhi.